Artículos

3 tipos de distribuciones para empleados en nuestra oficina.

La evolución de las oficinas ha marcado un rumbo diferente en cuanto a la distribución de los empleados y su entorno de trabajo. Actualmente los espacios colaborativos van ganando cada vez más campo frente a los individualistas.

En este tipo de espacios se toman en cuenta las habilidades y características que tiene cada grupo de trabajadores y como el espacio le es útil para optimizar su desarrollo de trabajo.

Tenemos diferentes distribuciones según la cultura organizativa de la empresa:

 

Cultura Colaborativa

Esta cultura se centra en el desarrollo interno en un largo plazo, confía fielmente en los equipos de trabajo, la participación y el consenso para la realización del trabajo, apoya un entorno laboral flexible. Le preocupan las personas y su relación con el espacio.  Las áreas de trabajo deben incluir espacios informales, puntos de encuentro flexibles y un diseño orgánico.

Cultura Creativa

Este tipo de cultura se concentra en realizar las cosas primero, diferenciándose de los demás tipos por tener un alto grado de experimentación e individualidad. Los espacios preferidos son áreas en donde tengan la libertad de desarrollar ideas creativas, un diseño orgánico con un entorno altamente flexible.

Cultura de Control

El enfoque de esta cultura es realizar los procedimientos al pie de la letra, siguiendo pasos plenamente establecidos por las altos mandos de la organización. Las personas que se identifican con esta cultura, prefieren tener un espacio individual y salas más formales. Un área estructurada y simétrica.

Sin embargo, en ocasiones los equipos de trabajo buscan espacios alternativos en donde las conexiones sociales les son de mucha ayuda para idear o ejecutar un plan.

Cultura Competitiva

Los resultados son la prioridad para ellos, se concentran en hacer todo muy rápido con el objetivo de ganar. Buscan la manera de tener espacios semi formales y con áreas un poco más colaborativas.

Los espacios para este tipo de cultura deben estar adaptados para el desarrollo de tareas tanto individuales como colectivas, áreas en donde la presentación de ideas y soluciones sean de una forma informal pero sin caer en la imprudencia.

  • Distribución por posición fija: En estos espacios de trabajo el trabajo se realiza únicamente en un lugar y no se tiene opción para una libre movilización.
  • Distribución por tipos de procesos: Esta es la distribución que comúnmente se utiliza en las empresas tradicionales. Las personas que realizan un mismo trabajo o son parte de un solo proceso y el mobiliario que utilizan, esta ubicado por departamentos establecidos. Un aspecto negativo de este tipo de distribución, es que frecuentemente los espacios de trabajo no son adecuados y le crean al colaborador un ambiente totalmente aislado y sin algún tipo de interacción con los demás.
  • Distribución por producción: Este tipo de distribución es la que se emplea en empresas o fábricas en las que es necesario llevar una línea de producción bastante marcada.