Artículos

5 mecanismos vitales en una silla ejecutiva.

Las sillas ejecutivas tienen características que las hacen adecuadas para tener mejor productividad y estabilidad en el trabajo.

Estos son los 5 mecanismos vitales en una silla ejecutiva:

1. AJUSTAR ALTURA DE RESPALDO O SOPORTE LUMBAR:

Da apoyo en la parte inferior lumbar para que mantenga la postura correcta. La altura varía según la comodidad y estatura de la persona. El objetivo es reducir los dolores lumbares causados por la mala postura.

2. AJUSTAR ALTURA DEL ASIENTO:

El ajuste de altura depende de la estatura del usuario. La altura del asiento debe quedar adaptada idealmente formando un ángulo de noventa grados en las rodillas y con los pies pegados al suelo en línea recta.

3. AJUSTAR ALTURA DE LOS BRAZOS:

Los brazos y apoyabrazos deben estar a la altura perfecta. Debe tener una postura erguida y los codos no deben topar con el apoyabrazos. Asimismo, lo ideal es que los brazos formen un ángulo de noventa grados en los codos.

4. INCLINACIÓN DEL ASIENTO:

La inclinación permite que el usuario pueda tener una postura correcta sin dañar su columna, esta se puede ajustar con la perilla que se encuentra debajo del asiento, debe tener la inclinación correcta, formando un ángulo de noventa grados en la espalda.

5. BASE GIRATORIA CON RUEDAS:

Las sillas con base giratoria tienen mayor movilidad en diferentes espacios de trabajo. Existen diferentes tipos de ruedas que se pueden adaptar según el piso de su oficina para que tenga más comodidad al ir a cualquier área de trabajo.

Estos mecanismos vitales en una silla ejecutiva hacen que el usuario tenga más comodidad, productividad, salud y bienestar en el trabajo para cumplir con todas sus actividades y responsabilidades.