Artículos

Distribución de espacios de trabajo. Características y normativa.

 

El Real Decreto 486 por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, marca unas condiciones generales de seguridad que son las siguientes:

• Las dimensiones de los locales de trabajo deberán permitir que los trabajadores realicen su trabajo sin riesgos para su seguridad y salud y en condiciones ergonómicas aceptables. Sus dimensiones mínimas serán las siguientes:

– 3 metros de altura desde el piso hasta el techo. No obstante, en locales comerciales, de servicios, oficinas y despachos, la altura podrá reducirse a 2,5 metros.

– 2 metros cuadrados de superficie libre por trabajador.

– 10 metros cúbicos, no ocupados, por trabajador.
• Para determinar el cumplimiento de la ratio de superficie libre por trabajador en un local de trabajo es necesario calcular la

superficie total del local y restarle, a ese valor, la superficie ocupada por todos los elementos materiales existentes en el local

y, finalmente, dividir el resultado por el número de trabajadores ocupantes del local de trabajo.
• La separación entre los elementos materiales existentes en el puesto de trabajo será suficiente para que los trabajadores puedan ejecutar su labor en condiciones de seguridad, salud y bienestar. Cuando, por razones inherentes al puesto de trabajo, el espacio libre disponible no permita que el trabajador tenga la libertad de movimientos necesaria para desarrollar su actividad, deberá disponer de espacio adicional suficiente en las proximidades del puesto de trabajo.

En el caso de las vías de circulación el Real Decreto 486, establece las siguientes condiciones generales de seguridad, destacamos las que afectan a oficinas:

• Las vías de circulación de los lugares de trabajo, tanto las situadas en el exterior de los edificios y locales como en el interior de los mismos, incluidas las puertas, pasillos, escaleras, escalas fijas, rampas y muelles de carga, deberán poder utilizarse conforme a su uso previsto, de forma fácil y con total seguridad para los peatones o vehículos que circulen por ellas y para el personal que trabaje en sus proximidades.

• A efectos de lo dispuesto en el apartado anterior, el número, situación, dimensiones y condiciones constructivas de las vías de circulación de personas o de materiales deberán adecuarse al número potencial de usuarios y a las características de la actividad y del lugar de trabajo.

• La anchura mínima de las puertas exteriores y de los pasillos será de 80 centímetros y 1 metro, respectivamente.
• La anchura de las vías por las que puedan circular medios de transporte y peatones deberá permitir su paso simultáneo con

una separación de seguridad suficiente.
• Siempre que sea necesario para garantizar la seguridad de los trabajadores, el trazado de las vías de circulación deberá estar claramente señalizado.

Además, el Real Decreto 486 establece las dimensiones mínimas y características de los espacios de trabajo, en cuanto a altura de techos, espacios de uso, cálculo de espacios, anchuras y dimensiones de pasillos, escaleras, zonas de evacuación, etc.

En cuanto al suelo, hay que tener en cuenta varios aspectos importantes:
• Acústica. Los diferentes materiales generan niveles de ruido variables, sobre todo con la utilización de algunos calzados concretos como tacones.
• Limpieza. Por ejemplo, las moquetas o los suelos técnicos de moqueta, si bien reducen el ruido en general, generan problemas

de alergias, electricidad estática e incluso picaduras.
• Su resistencia según la utilización del mismo, distinguiendo entre resistencia necesaria en lugares de paso o en zonas de puestos de trabajo.